Castración de gatos

Deja tus comentarios

La castración de gatos es un asunto que generalmente genera dudas sobre la necesidad y los efectos en el animal. Como somos apasionados por los felinos de nuestra vida, vamos a aclarar todo sobre este procedimiento que es muy tranquilo, ¡y sólo tiende a hacerle bien a tu compañero!
Castrar gatos es un cuidado importante con su salud, pues, además de evitar la reproducción y abandono de cachorros, también preserva el animal de enfermedades y, por eso, puede incluso aumentar su expectativa de vida. El cambio del comportamiento del gato es otra cuestión destacada cuando se habla de la esterilización del felino y, en general, son cambios que traen beneficios al animal y también a ti.
Es común tener miedo de que tu compañero sienta dolor y eso puede acabar posponiendo tu decisión por la castración, pero para resolver este dilema, es esencial entender el paso a paso del procedimiento quirúrgico, recuperación y algunos cambios que sentirás en el animal. Buscar información, te dejará mucho más tranquilo y seguro.

Cómo Se Hace La Castración En Gatos

La castración puede ser realizada en hembras y machos, y en ambos, el objetivo es evitar la reproducción y, consecuentemente, la reducción de la cantidad de cachorros recién nacidos abandonados. Este procedimiento se realiza con una pequeña cirugía en la que se retiran los testículos, en el caso de los machos (orquiectomía); y los ovarios, en las hembras (ovariohisterectomía).
Los testículos son responsables de la producción de espermatozoides y testosterona en los gatos machos. Los ovarios, fabrican los óvulos y las hormonas: progesterona y estrógeno.
La castración en gatos, tanto de los gatos machos como de las hembras, se hace con anestesia general y, por eso, ellos no sienten absolutamente nada durante la cirugía, sin embargo pueden sentir molestias normales después de que pase el efecto de la anestesia.
Para ayudar en la recuperación, el veterinario indica el uso de un analgésico y un antibiótico.
La operación es simple y rápida: se trata de una pequeña incisión por donde son removidos los testículos o los ovarios y en algunos casos, el útero también.
Esta intervención quirúrgica debe ser realizada obligatoriamente por un veterinario, en un ambiente preparado, y todo el procedimiento necesita ser monitoreado por equipos que verificarán la condición del animal y evitarán posibles complicaciones.

  • El gato debe usar collar isabelino;
  • Prepara una cama para el gato bien cómoda;
  • Deja agua, alimento para gatos castrados y caja sanitaria cerca;
  • No dejes al gato salir de casa hasta su completa recuperación;
  • Examina la incisión para estar seguro de que se está recuperando bien;
  • Evita juegos y colocar al gato en el regazo;
  • No lo bañes durante, por lo menos, dos semanas;
  • Debes prestar atención con los horarios indicados por el veterinario para darle los remedios;
  • En caso de vómitos, diarrea, señales de dolor u otro comportamiento anormal, consulta con tu veterinario de confianza.

Cambios En El Comportamiento De Los Gatos Castrados

Uno de los principales motivos que llevan a la decisión por la castración es el hecho de que este procedimiento evita la reproducción no deseada, pero también ocurren cambios conductuales que dejan al animal más tranquilo.
En el caso de los gatos machos, la remoción de los testículos puede disminuir los comportamientos sexuales, lo que evita las constantes salidas del felino a la calle en busca de gatas en celo, que es una de nuestra principal preocupación, pues pueden sufrir accidentes, involucrarse en peleas con otros animales e incluso ser contaminados con algunas enfermedades de gatos, como leucemia felina e inmunodeficiencia.
Además, esa costumbre de orinar en todos los rincones de la casa para demarcar territorio disminuirá bastante después de la castración del gato, y el olor no es tan intenso.
En las hembras, la castración no deja que la gata entre en celo, lo que evita fugas de la casa en estas épocas y crías no deseadas. El problema de la demarcación de territorio con la orina también mejora, como sucede con los machos.

Castrar Gatos Evita Enfermedades

Además del comportamiento, la salud de los felinos también se beneficia con la castración, pues estos son problemas de salud evitados o con menor chance de ocurrencia.

  • Cáncer de ovario en las hembras;
  • Embarazo psicológico;
  • Inmunodeficiencia;
  • Cáncer en los testículos y próstata;
  • Disminución en el riesgo de infección y cáncer de útero;
  • Leucemia felina;
  • Cáncer de mama.

Alimento Para Gatos Castrados

Además de los comportamientos sexuales, la castración de los gatos también cambia su metabolismo, que pasa a ser más lento. El ritmo de las actividades también tiende a disminuir y el felino puede ser más sedentario. Estos factores contribuyen a la obesidad animal y, por lo tanto, necesitan cuidados especiales con la alimentación.
Para cuidar la nutrición de los compañeros castrados, Naturalis tiene el alimento para gatos castrados Pollo & Pavo Castrados.
Este es un alimento natural, que posee bajo valor calórico para satisfacer las necesidades nutricionales del gato sin llevarlo al exceso de peso. Además, se trata de un alimento libre de colorantes y conservantes artificiales, lo que significa mucha más salud para tu felino.
El alimento Naturalis para gatos castrados es indicado para animales a partir de los 6 meses de edad y además de actuar en el control de peso, también ayuda a cuidar el tracto urinario del gato.

,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>